Un revolucionario método de limpieza con cualidades inocuas

El Soda Blasting reemplaza métodos tradicionales como el arenado, limpieza mecánica y química

¿ Que es el Soda Blasting?

Es un sistema único de limpieza que utiliza como materia  prima, el bicarbonato de sodio (también llamado bicarbonato sódico o -NaHCO3) a presión, para limpiar todo tipo de superficies y equipos en cualquier industria.
Reemplaza los sistemas convencionales más usados en la actualidad (arenado o hidrolavado) logrando resultados finales óptimos.

Acción de corte único

La limpieza con cristales de bicarbonato produce, en un solo  paso, la totalidad de la remoción. La suavidad resultante (escala de dureza de Mohs de 2,4) y la naturaleza friable de este cristal, produce una acción de corte único, con poco o ningún efecto en la mayoría de los sustratos.
Por ejemplo, en superficies muy frágiles, como ser el vidrio, se puede limpiar sin ningún efecto de grabado. Con el cuidado adecuado, sustratos más delicados, como ser una cáscara de huevo, son limpiados sin dañarlos.

¿Cómo funciona?

Las partículas de bicarbonato de sodio son mezcladas con aire mediante la utilización de maquinaria especializada y expulsadas hacia el sustrato a altísimas velocidades logrando la limpieza inmediata e impecable, sin dañarlas, de superficies compuestas por: aluminio, acero inoxidable, ladrillo, piedra, vidrio, fibra de vidrio, madera, plástico, sellos, entre otros.

No requiere limpieza previa

Para los proyectos en los que se cubre la capa de grasa con otros contaminantes como carbón, sal u otros, los métodos tradicionales requieren que el recubrimiento sea limpiado por completo antes del arenado. Con el método de bicarbonato esto no es necesario, ya que la limpieza se hace en un solo paso.

Limpieza en un solo paso

El proceso de limpieza con el sistema “Soda Blasting” se desarrolla en un solo paso, produciendo un nivel de limpieza que no se logra con sistemas convencionales.
El sistema convencional (arenado), es un proceso sucio que origina, entre otros problemas, contaminantes altamente nocivos para el operario y para el medio ambiente.
El sistema de limpieza con bicarbonato no es reutilizable, asegurando un resultado siempre óptimo y libre de factores contaminantes

Seguridad para los trabajadores

El bicarbonato de sodio es bien conocido por los operarios, ya que está en uso desde hace 160 años. Es un tampón extracelular importante para el cuerpo humano, por lo que es parte de la química normal del organismo. No es tóxico por ingestión, inhalación o contacto con la piel, ni tampoco es un irritante de los ojos o la piel.
El único riesgo que  presenta es el desprendimiento de las partículas a remover durante el proceso de limpieza.